En ocasiones en nuestros trabajos podemos llegar a sentirnos incapaces de poder enfrentar nuevos retos. Al menos 7 de cada 10 trabajadores se sienten en algún momento por debajo del rendimiento de la media.

Una carrera de éxitos puede no ser suficiente para hacerte sentir cómodo en tu ambiente laboral. En muchos casos ocurre una pequeña distorsión cognitiva muy común llamada abstracción selectiva en la cual sólo nos fijamos en aquellos aspectos negativos o inadecuados.

Es como si todo nuestro camino profesional fuese influido más por la suerte que por nuestras capacidades. Esto ocurre porque desestimamos nuestras habilidades.

¿Causas?

Percepción errónea del éxito:
Muchas personas brillantes suelen tener estándares de éxito muy elevados, lo cual, les hace ser muy autoexigentes. Lo que en ocasiones puede acarrear baja tolerancia a la frustración.

Dinámicas familiares complejas:
Si de pequeños recibiste poco o ningún refuerzo cuando alcanzabas un logro, es probable que te cueste sentirte satisfecho en tu vida laboral.

Pesimismo Defensivo: Es un mecanismo de defensa que utilizan las personas inseguras para evitar desilusiones futuras.

¿Cómo trabajarlo?

1- Revisa tu carrera: Corrobora con tu jefe inmediato o compañeros de trabajo tu desempeño y pídeles que hagan una evaluación honesta.

2- Crea una tabla de productividad: Establece metas pequeñas y felicitate por cada avance o paso logrado, a final de mes te darás cuenta de cuán importante puedes ser para tu organización.

3- Cuida tu salud mental: Mantén a raya los pensamientos negativos, haz una lista con cada uno de ellos para escudriñar su origen, uan vez identificados podemos someterlos a una evaluación.

4- Pide ayuda: Habla con el psicólogo de la empresa o revisa el plan de carrera de tu compañía y las oportunidades de desarrollo así como las habilidades adquiridas desde tu ingreso, esto te permitirá tener una perspectiva más clara de donde estas y hasta donde puedes escalar.

Habla con un terapeuta de Venezuela que entiende lo que estás viviendo y tu idiosincrasia.

Inicia tu sesion gratuita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *